10930

10/10/2020

La crónica iba a empezar como a veces se escribe cuando el resultado no se corresponde con las capacidades del equipo. He dejado reposar la crónica en el ordenador y después de darle dos vuelta y ver como se han comportado los niños durante este partido, lo más honesto para lo jugadores y los técnicos, es felicitarlos.

Es cierto, les han ganado. El cansancio físico les ha impedido mostrar toda la técnica que tienen. Han ayudado a su defensa al no abrir todo el campo y concentrar todo el juego en un lado de la zona. Los cortes han sido escasos y poco aprovechados. El balance defensivo no ha sido todo lo efectivo que debería ser y como nos suele pasar, nos cuesta un mundo fijar el rebote y vamos a por el balón olvidando que hay cuatro jugadores más en la pista. Nos ha vuelto a ganar las ganas de resolver más que el vamos a resolver.

Pero lo que si podemos sacar en claro de este partido es que no vamos a usar excusas, y eso ya define a un equipo ganador, da igual que fueran un año mayor, da igual que nos presentaramos sólo con ocho jugadores y que a los pocos minutos nos quedaramos con siete.

Este equipo no va esconder la cabeza, ninguno de los jugadores ha tirado la toalla y se ha dejado la piel en el parquet. ¿Que no lo hemos hecho de la manera más efectiva?, totalmente de acuerdo, ¿que nos queda mucho por mejorar?, absolutamente. Pero que las ganas de mejorar, las ganas de crecer como deportistas y personas, se ve mucho más claro en las derrotas que en las victorias, y después de tres amistosos, se va vislumbrado que el camino que estan recorriendo pronto nos oferecerá el fruto del triunfo.

Força SESE!