8041

29/09/2019

Último partido de pretemporada que afrontábamos con tres bajas y en una pista que nos era desconocida. Nos ha costado entrar en juego y tanto en ataque como en defensa mostrábamos errores que el rival no ha aprovechado: exceso de bote, malos pases y no cargar el rebote -tanto defensivo como ofensivo-.

En los siguientes cuartos hemos cerrado las líneas de pase y hemos corrido bien el contraataque, lo que ha abierto una brecha en el marcador que se ha ido incrementando durante los minutos siguientes dandos tranquilidad para seguir corrigiendo esos pequeños detalles que pueden llegar a ser decisivos en el futuro.

Las conclusiones al finalizar el encuentro son positivas: tenemos mucho camino por delante y son evidentes las mejoras en el equipo desde el último partido jugado.
Força SESE!